Curiosidades

Aspectos y consideraciones básicas que deberías conocer sobre los delitos de alcoholemia

noviembre 30, 2022

author:

Aspectos y consideraciones básicas que deberías conocer sobre los delitos de alcoholemia

delito de alcohilimia

Dicho de una manera simple, el delito de alcoholemia hace referencia directa a una falta propia que atenta contra la seguridad pública. Se constituye incluso como delito de conducir embriagado, puesto que además de colocarse gravemente a la misma persona, se puede ver menoscabada la integridad y seguridad de todas las demás personas que le rodean en la carretera, bien sean conductores o peatones.

Datos generales sobre los delitos de alcoholemia

Anteriormente, este hecho ilícito se conocía como un delito contra la seguridad del tráfico. El bien jurídico actual, protege mediante el Código Penal esto, castigando la conducción padeciendo alcoholemia al considerarlo de carácter colectivo, de titularidad y completo uso público.

Estamos hablando de la necesidad de proteger y resguardar los parámetros de seguridad en el entorno de tráfico rodado, evitando no tanto el riesgo para los bienes jurídicos, sino superando los debidos parámetros del riesgo. El motivo principal se debe a que esta actividad del tráfico “rodado” entraña una serie de riesgos que se puede comprender bajo diferentes perspectivas.

En cierto tipo de penas son exigidas las referencias a otros bienes jurídicos complementarios, como lo podrían ser la salud, la vida o la propia integridad personal de cada individuo. En estos casos, la seguridad vial se percibe como lesionada por haber limitado las condiciones esperadas de empleo del tráfico. Por ende, este tipo de delitos pueden llegar a implicar riesgos añadidos, atacando los bienes jurídicos complementarios, lo que constituye así los conocidos delitos pluriofensivos.

¿Cuándo es consumado un delito por alcoholemia?

La prueba de la consumación de esta clase de delito ha dado lugar a ciertas interpretaciones, de las cuales derivan principalmente dos:

Interpretaciones literales o formales

El delito en cuestión se produjo cuando fue detectada la presencia de cierta cantidad de alcohol en el cuerpo humano. Una vez más, el Código Penal acude a los límites impuestos por las legislaciones administrativas, pues este tipo solo habla sobre el delito bajo tales condiciones y sustancias. Sin embargo, es bien sabido que la influencia del alcohol en las personas es bastante diversa.

Interpretaciones teleológicas

La detección de alcohol en una cantidad determinada no es suficiente, sino que se requiere la comprobación de otros datos referentes a la situación para observar si era posible apreciar que la ingesta de alcohol originó las consecuencias vinculadas a la negativa conducción.

En estos casos habría que constatar a través de la observación del conductor que hubiera disminuido sus propias condiciones de seguridad ante la tarea de efectuar la labor de conducir y no si había generado accidente alguno.

Ante esta situación, no se ejecutan las pruebas de alcoholemia tomando con referencias las tasas, sino a través de las populares pruebas de equilibrio, el brillo de los ojos, entre otros.

¿Qué ha supuesto la modificación del Código Penal para este tipo de delitos?

Con la nueva modificación realizada al Código Penal, esta legislación ha introducido una tasa de alcohol fija. Una normativa que no deja dar cabida a ningún tipo de interpretación sobre las repercusiones de las sustancias en cada persona.

Es de suponer que, al marcar estos baremos, ya no se tendría por qué presentar dudas sobre si una tasa de alcohol en sangre determinada podría llegar a afectar a una persona hasta el punto de considerarlo como punible y sin mayores comprobaciones.

¿Dónde están regulados los delitos de alcoholemia?

Los delitos de alcoholemia es posible encontrarlos en el Título XVII referentes a todos los delitos relacionados con la seguridad colectiva del propio Código Penal. En concreto, sobre el Capítulo IV donde se habla específicamente sobre los delitos contra la seguridad vial en los artículos 379 y 385.

Ahora, la definición básica del delito que contempla como tal la alcoholemia ha sido redactada en el apartado número dos del artículo 379 del Código Penal.

Comentarios Facebook