Salud

Cómo solucionar daños en el cartílago de la rodilla sin llegar a colocar una prótesis

noviembre 30, 2018
Rocio Boleso

author:

Cómo solucionar daños en el cartílago de la rodilla sin llegar a colocar una prótesis

El cartílago articular es un tejido elástico que envuelve los huesos en la zona de las articulaciones para protegerlos del desgaste, evitando que se rocen entre sí. Este tejido carece de nervios, vasos sanguíneos o linfáticos, y tiene variados grosores, de acuerdo a donde se encuentre ubicado.

El cartílago articular funciona como un lubricante dentro de un motor, reduciendo la fricción, distribuyendo las fuerzas en las diferentes posiciones que toman las articulaciones y permitiendo a los huesos de la rodilla deslizarse uno por sobre el otro sin ningún desgaste. Es un tejido resistente y muy duradero, mientras no se produzca una lesion cartílago de rodilla. Es firme, blanco y brillante, y está nutrido por el líquido sinovial que apoya la articulación cuando ésta recibe una carga.

Lesiones en el cartílago articular

Las lesiones en el cartílago articular de la rodilla ocurren con cierta frecuencia, sobre todo en los deportistas. Entre las personas adultas, aproximadamente el 6% de ellas tienen alguna lesión degenerativa en las articulaciones de las rodillas. Y entre las personas mayores de 65 años, este porcentaje sube al 10%. El cartílago articular puede sufrir lesiones por por golpes, giros bruscos o sobrecargas en forma continua, como en el deporte.

En caso de no tratarse, la lesión puede ocasionar dolores y limitaciones funcionales, ya que al no tener una buena amortiguación, el hueso puede desarrollar artrosis. En los deportistas, las lesiones condrales agudas son producidas por un traumatismo o golpe, directo o indirecto

Es directo cuando el impacto ocurre directamente sobre la articulación, produciendo un daño en el cartílago. Se categoriza como indirecto cuando la lesión es por un giro o una contracción brusca que se ocasiona en la musculatura e incide en la articulación. Al tensarse las estructuras dentro de las articulaciones, estos traumatismos pueden producir el desprendimiento de parte del cartílago.

Las lesiones condrales subagudas son las producidas cuando hay traumatismos en forma repetitiva cerca del cartílago, por factores diversos. Ocurre esto con la condropatía o condromalacia rotuliana, que se producen por la mala alineación de la articulación, lo que provoca repetidos golpes alrededor del cartílago hasta que sucede la lesión.

En los deportes de carreras, habitualmente las lesiones se producen en las regiones condrales de los tobillos y de las rodillas. Aunque también se pueden producir en la cadera, esto sucede con menor frecuencia. Cuando se trata de deportes de impacto, casi siempre se producen en la rodilla, y generalmente en el mismo acto en que se producen otras lesiones. El 33% de las lesiones de ligamentos cruzados o de menisco vienen acompañadas también por una lesión articular.

¿Cómo se diagnostica?

Las lesiones articulares no son fáciles de diagnosticar, por lo que probablemente el especialista solicite una artroscopia o un resonancia magnética para una diagnosis correcta. Las radiografías no suelen ser las más indicadas para las lesiones condrales, y se las solicita para el descarte de otros problemas.

La resonancia nuclear magnética sirve para ver la lesión y el impacto que provocó en el hueso bajo el cartílago, y si es reparable. Esta técnica permite ver el tamaño de la lesión y su gravedad, pero no permite distinguir si es reparable o se debe realizar un implante.

Por otra parte, la artroscopia permite directamente observar la lesión. Se puede comprobar su estabilidad, la medición de la superficie y la profundidad de la lesión, además de tomar una muestra del cartílago dañado y suelto.

Tratamiento

Algunos de los tratamientos, sin llegar a la prótesis, pueden ser:

Condroplastia

Se realiza por artroscopia, realizada en lesiones de poca profundidad o pequeñas lesiones, y consiste en extirpar los fragmentos sueltos de cartílago.

Microfracturas

  • En el cartílago: también se realiza por medio de la artroscopia, y se utiliza para casos de lesiones de hasta 2 cm de diámetro. Se basa en realizar con punzones, pequeños orificios en la lámina calcificada para que el tejido pueda regenerarse.
  • Mosaicoplastia: se trata de la transferencia de uno o más cilindros del cartílago sano, proporcionado por el propio paciente, a la zona de la lesión, y se utiliza en lesiones muy profundas.

Mega trasplante de cartílago

Este tipo de mega trasplante de cartílago y hueso se realizan cuando la lesión tiene un gran tamaño, de entre 3 y 4 centímetros cuadrados. Consiste en el trasplante de cartílago de un cadáver o de la parte posterior del propio paciente.

Comentarios Facebook