Educación

Fe de erratas: origen, usos y presentación

agosto 4, 2020
Rocio Boleso

author:

Fe de erratas: origen, usos y presentación

La fe de erratas se define como una herramienta que se utiliza para corregir que se consideran poco importantes. Estos pueden ser relacionados con equivocaciones ortográficas o también con fallos al momento de escribir las palabras. Personas relacionadas al mundo del estudio y utilización del lenguaje de forma formal opinan que la fe de erratas está siendo utilizada de la forma incorrecta. A continuación se describen cuáles son sus características, su origen, usos correctos y la presentación.

¿Qué es y cuál es el origen de la fe de erratas?

El origen del término errata proviene de una palabra utilizada en el antiguo idioma latín el cual era “errata”. Este puede ser traducido como referencia a “Cosas erradas” o “equivocación material”, por lo tanto define a la acción de cometer errores que materiales impresos o manuscritos. 

La frase fe de erratas en el mundo de la literatura hace referencia al listado que se inserta al inicio o al final de una publicación, en algunos casos en los libros aparecer como un anexo aparte. Es decir, también es posible encontrar fichas o material impreso que simplemente se anexa a la publicación. La finalidad de este material es la de indicar al lector que se ha cometido un error, por lo cual los datos allí incluidos enmiendan esta equivocación 

También la fe de erratas se utiliza en el mundo del periodismo. Se utiliza en las publicaciones periódicas en las cuales se ha cometido errores que pueden ser enmendados en las siguientes publicaciones. Es usual que la fe de erratas se publique en la siguiente edición inmediata a la versión en la cual se ha cometido el error. 

Es importante acotar que esta herramienta solamente se puede utilizar para corregir errores que se consideren poco importantes, este es el caso de las equivocaciones ortográficas o errores en la escritura. En caso de que el error cometido se relacione con la construcción de elaboración o una equivocación en el concepto, no es posible utilizar la fe de erratas. En este caso la única solución es volverá a imprimir la publicación escrita. 

Es común que su utilización ayude a resolver problemas relacionados con datos numéricos errados, corregir nombres propios o también errores relacionados con la ortografía de las palabras. 

fe de erratas

¿Cómo se utiliza la fe de erratas y cuál es su presentación?

La presentación de la fe de erratas suele mostrarse como una lista. Ésta se incluye en un apartado especial que se inserta al principio hubo al final de una publicación. Allí se indica cuál sido el error cometido e indicando cual es la versión corregida de la oración o palabra. También en algunos casos las editoriales han decidido incluir fichas que se anexan. 

Se identifica a la página o párrafo o en el cual se encuentra el error. Generalmente se trata de errores de escritura, de ortografía o de puntuación. Este tipo de errores no representa ser lo suficientemente importantes como para reimprimir dicha publicación, para ahorrar en los costos de producción insulta hacer más fácil añadir esta página extra. 

En ocasiones los problemas relacionados con la construcción de una oración o la falta de coherencia en la información allí mostrada, dificultan la posibilidad de reiniciar con el proceso de impresión. Este tipo de errores deben de ser atendidos cuando se está realizando el proceso de montaje para la impresión. Las empresas que logran evitar este tipo de contratiempos incluyen en las primeras páginas la siguiente oración: esta publicación no incluye ninguna fe de erratas. 

Es importante no confundir la fe de erratas con la fe de errores. Esta última tiene una finalidad distinta, ayuda a indicar que el contenido o la información incluida no han sido verificadas. Estos errores son comunes en publicaciones tales como los periódicos y los diarios o revistas, de esta manera se hace indispensable publicar las rectificaciones correspondientes. 

En el caso de la fe de errores ésta suele incluirse en una sección o apartado destinado específicamente para este uso. Por ejemplo, las revistas tienen una sección denominada con el nombre “cartas al director” o también “sección de la editorial”, aquí es donde frecuentemente se aclaran las equivocaciones cometidas en ediciones anteriores. 

El uso de ambos tipos de herramientas de rectificación ha estado en desuso en los últimos años. Las publicaciones en medios digitales facilitan la corrección de cualquier tipo de error sin complicaciones. La edición o la eliminación de estas publicaciones se accede una forma mucho más rápida y efectiva. 

Comentarios Facebook