Hogar

Ideas prácticas para decorar y amueblar una oficina

enero 12, 2021
Rocio Boleso

author:

Ideas prácticas para decorar y amueblar una oficina

Una de los escenarios que más se están viendo en la actualidad es el crecimiento de pequeños y medianos emprendedores o empresarios que están en la búsqueda de poder establecer sus negocios en espacios acordes para sus fines. 

Muchos deciden diseñar una oficina con todos los complementos que pueden requerir y otros se inclinan por alquilar pequeños establecimientos, o lo que es también muy común, compartir un espacio coworking, o incluso, trabajan desde casa. Cualquiera que sea el caso, lo que es bien cierto, es que se necesita acondicionar adecuadamente el espacio, ya que está demostrado que trabajar en un buen ambiente aumenta los niveles de productividad y concentración en la actividad que se quiera llevar a cabo. 

Por tales motivos, es imprescindible contar con el mobiliario adecuado, es decir, sillas de oficina ergonómicas y de calidad, escritorios y estanterías, entre otros elementos funcionales y prácticos, pero también decorativos. Conocer tiendas especializadas en la fabricación y comercialización de este tipo de productos es esencial para lograr diseñar un espacio de trabajo ideal. 

No importan las dimensiones de tu oficina, ya que el objetivo aquí es ofrecerte algunas ideas prácticas para que puedas diseñar y equipar tu oficina o lugar de trabajo de la forma más idónea. 

Los colores de la oficina

Elegir los colores de las paredes y otro tipo de tonalidades puede ser de suma importancia, ya que influyen en nuestro estado de ánimo, y por ende, en los niveles de productividad de las personas. 

En tal sentido, escoger colores claros que aporten una buena iluminación y amplíen el espacio visualmente, puede ser una idea fenomenal que no debes ignorar. Los tonos grises y blancos no fallan en cuanto a revestimientos, textiles y mobiliario, no obstante, para que el espacio no adquiera un aire muy frío, puedes combinar con colores vivos a través de algunos adornos, accesorios y complementos como cuadros, cojines para algún sillón o cualquier otro tipo de detalle. 

La distribución del espacio

Será necesario revisar el espacio que tengas disponible para diseñar la oficina y tener claro cuáles son tus necesidades de organización: 

  • Cantidad de puestos de trabajo.
  • Evaluar la necesidad de tener un área para reuniones.
  • Capacidad de almacenamiento y archivo.
  • Espacio para proyecciones o pequeños eventos, entre otros. 

Tener claridad en la necesidad de todos estos detalles, te ayudará a planificar mejor el tipo de oficina que quieres. Puedes hacer una lista de prioridades con el fin de saber cuáles son los muebles y los complementos que debes tener a mano y, en función de ello, planificar con mayor precisión. 

El mobiliario

Cuando ya tengas definida la distribución y la forma de utilizar el espacio disponible, podrás elegir el mobiliario adecuado. En este caso, lo ideal es visualizar las propuestas de expertos en el área, como Aulamobel, que tienen todo lo necesario para equipar tu oficina, de tal manera que vas a poder organizar adecuadamente todas las áreas de trabajo para que el desarrollo de tus actividades sean óptimas y efectivas.

Uno de los factores que generan ventaja a la hora de diseñar tu oficina tiene que ver con la variedad de muebles que puedes adquirir, por eso es vital que te apoyes en tiendas especializadas que ofrezcan una amplia gama de productos, y que además, sean capaces de brindar un asesoramiento oportuno, como Aulamobel

La importancia de la iluminación 

Contar con luz natural y una correcta iluminación artificial es prácticamente indispensable en cualquier espacio de trabajo. Es un aspecto que no se puede dejar en segundo plano, ya que repercutirá de manera directa en el bienestar general de todos los trabajadores que interactúen en el área. 

Busca obtener la mayor cantidad de luz natural posible, ya que la misma generará una buena sensación de amplitud, calidez y comodidad, en todo el ambiente. Por otro lado, recuerda que existe la iluminación uniforme, la cual evita que se generen sombras y contrastes en el ambiente (esto suele cansar la vista); la luz dirigida, ideal para iluminar adecuadamente las zonas de trabajo; y la ambiental, la cual ayuda mucho a la relajación en los momentos de descanso. 
Recuerda, por último, darle tu toque personal al espacio para que sea acogedor y confortable para todos los que vayan a hacer uso del mismo.

Comentarios Facebook