Salud

Pechos desarrollados, conoce cómo aliviar los problemas derivados de esta condición

mayo 31, 2019
Rocio Boleso

author:

Pechos desarrollados, conoce cómo aliviar los problemas derivados de esta condición

Las mujeres que tienen pechos de gran tamaño tienden a sufrir una serie de problemas físicos que a su vez pueden transformarse en problemas psicoemocionales. Disminuir el tamaño de estos o conseguir que los mismos tengan una presencia firme y elevada, solo es posible a través del acompañamiento de expertos y procedimientos quirúrgicos en favor de la salud del paciente.

Las mujeres, antiguamente, creían que unos senos grandes definirían su concepto propio de belleza. Por esto, a través de los años en el sector de la estética, se posicionó como tendencia el uso de implantes mamarios, con la finalidad de aumentar la talla de senos.

Claro que, mucho ha ocurrido desde entonces, siendo el tema salud, superior al de la estética; las tendencias han cambiado y los aumentos de mamas, son medidos en función de favorecer a la paciente y su cuerpo. Conocida como mamoplastia de aumento, es un procedimiento quirúrgico donde se coloca un implante en el seno, para aumentarlo de tamaño, cambiarlo de forma o alterar algún tipo de textura o deformación que este tenga.

Por otro lado, existe un grupo de mujeres que ha nacido con la genética capaz de desarrollar esta talla de seno superior a la media. Siendo otro importante grupo que se ve afectado por los problemas que esta condición pueda generar, los expertos han resuelto un tipo de procedimiento que contrarreste o alivie esta situación. Se pueden visitar las plataformas digitales de estos para saber más y descubrir qué acciones se pueden tomar.

Mamoplastia de reducción, solución ante los problemas de talla grande

Primeramente, se debe entender qué problemas o consecuencias se presentan cuando se tienen pechos desarrollados, destacando aquellos que tienen que ver con la espalda, como los problemas cervicales, o con la piel, debido al estiramiento de la misma. En cuanto a los problemas psicológicos que se pueden generar, destaca el que va orientado a la apariencia y la sensación de tener sobrepeso.

Este tipo de condición, trae además, una caída en los pechos y una modificación de la postura, la cual resulta nociva para la salud de la mujer, ya que viene acompañada de fuertes dolores y daños internos en huesos y articulaciones. Para esto, expertos como los hallados en gonzalez-fontana.com, ofrecen entre sus servicios, la técnica quirúrgica de cirugía para reducción de pechos, senos o mamas, la cual puede practicarse en una sola intervención. De esta forma, la paciente podrá reducir su talla en beneficio de su salud, obteniendo un pecho firme y elevado, mientras luce bonito y elegante.

Entre las preguntas frecuentes de esta operación, destacan aquellas relacionadas con el proceso y los pasos a seguir. A lo que estos expertos, dejan claro que desde la primera visita a la consulta, se podrá realizar un examen completo de las mamas, para medir su tamaño, las posibles asimetrías areolares y la calidad de la piel. De esta forma, el experto podrá valorar cuál es el tamaño de pechos adecuado según la fisonomía de la paciente

Partiendo de ahí, se diseña el plan a seguir, que también dependerá de las aspiraciones propias de la paciente. Claro que, en plataformas como doctorantolin.com, se pueden obtener ciertas guías y detalles que permitan a la paciente tener una idea de lo que puede o no conseguir, a través de los procedimientos quirúrgicos pertinentes, así como riesgos potenciales y complicaciones posibles.

Los resultados y la recuperación de la mamoplastia de reducción  

Como toda intervención quirúrgica, la recuperación y el postoperatorio, requieren de cuidados que no deben ser subestimados, ya que los mismos suponen la calidad de los resultados. Entendiéndose que lo mejor, es seguir las instrucciones del especialista y respetar el tiempo de recuperación dispuesto.

Después del procedimiento, la paciente necesitará usar un sostén de soporte quirúrgico. También es posible que los senos queden hinchados o tengan moretones dentro de ambas, provocando en la paciente sensación de dolor o hipersensibilidad alrededor de los cortes, los cuales pueden permanecer rojos durante varios meses.

En cuanto a las recomendaciones más destacables, se debe evitar hacer esfuerzos, agacharse y levantar objetos. Es imperativo que la paciente trate de dormir boca arriba o de lado, con la finalidad de evitar presionar los senos. Los catéteres de drenaje y las vendas, solo deben ser retiradas por los expertos, así como la sutura quirúrgica utilizada en el procedimiento, la cual suele retirarse a las 2 semanas. De esta forma, la recuperación sucederá sin percance alguno y se tendrán, al final del proceso, unos senos del tamaño correcto con respecto al cuerpo que se tiene.

Comentarios Facebook