Salud

Podología: servicio y especialidad médica

abril 26, 2019
Rocio Boleso

author:

Podología: servicio y especialidad médica

Todos los días, los pies están expuestos a una fuerte jornada de trabajo, encerrados en zapatos por largas horas y en muchas ocasiones sin los cuidados mínimos, como hidratación y ventilación.

Aunque los pies forman parte importante del desarrollo diario de la vida, habitualmente no se le presta la atención requerida sino hasta que ya se ha producido algún inconveniente. Aquí se exponen algunas soluciones para las afecciones del pie, pero como la prevención es siempre el mejor remedio, se muestran las tareas y campos de los podólogos para acudir a ellos a tiempo y con confianza.

La podología es considerada una subárea de la medicina que se especializa en el diagnóstico, tratamiento y estudio de la funcionalidad del pie. Los estudios de los podólogos abarcan tanto el aspecto anatómico como fisiológico, patológico y hasta biomédico. Este especialista es entonces, el encargado de dar respuesta y soluciones a las alteraciones del pie y tobillo, y un podólogo Málaga es la mejor opción cuando se presentan problemas del pie en general, para hacer un diagnóstico acertado y dar solución a cualquier molestia.

Podología preventiva

Como especialidad médica, la podología promueve la salud integral de la persona y apela a la prevención de los problemas de salud. Como campo preventivo, la podología se encarga de generar estudios del uso y mantenimiento del pie en todas las personas. Asimismo, señala estrategias específicas para la prevención de problemas en aquellas poblaciones más vulnerables a padecer alguna alteración de los pies.

Las áreas de esta especialidad que más apelan a la prevención, son la podología deportiva y la pediátrica, dado que se trata de personas con cierta vulnerabilidad a padecer alguna alteración. En la podología deportiva se hace un fuerte énfasis en los gestos y usos del pie de los deportistas, para evitar las lesiones más comunes. Mientras que en la podología pediátrica, se le dedica un estudio profundo y específico al pie de los niños y sus problemas más comunes.

Tratamientos en la podología

El podólogo echa mano de varias formas de tratamiento con el fin de dar solución efectiva al problema, con tratamientos superficiales y poco invasivos, así como con técnicas quirúrgicas más delicadas pero necesarias.

Cuando se aplica una cirugía podológica, se realiza mayormente para producir cambios en la estructura antónima del pie, debido a malformaciones que dificultan el funcionamiento óptimo y alteran la biomecánica de esta parte del cuerpo.

La alternativa farmacológica también está disponible para los podólogos y pediatras. Igualmente, estos especialistas del pie tienen la capacidad de producir soportes y plantillas personalizadas para aquellos individuos con problemas patológicos diversos.

Formación en podología

La formación en podología es bastante amplia, y existen cursos de podología presenciales que permiten profundizar en algunas áreas más específicas de la especialidad. Algunas de estas áreas pueden ser la podología pediátrica, geriátrica, deportiva o podología física, sin embargo, una de las formaciones más importantes en los últimos años ha sido la biomecánica.

Curso de biomecánica

La biomecánica se encarga de la observación y aplicación de pruebas clínicas para evaluar la funcionalidad y los patrones de marcha, para así reconocer patrones patológicos y dar solución. La biomecánica también contempla todo el proceso de marcha en el cuerpo para evaluar el impacto que recibe el pie.

La formación propiamente dicha, dentro de la biomecánica, se basa en primer lugar, del reconocimiento y exploración de las técnicas de diagnóstico, esto se relaciona de manera directa con el reconocimiento del patrón de pisadas, identificación de tratamientos y formas de prevenir anomalías. La base para un buen diagnóstico biomecánico, es el conocimiento profundo de la anatomía del pie, su estructura, maniobras y lesiones comunes.

La pisada es el elemento básico de la biomecánica, pero en niveles más avanzados de esta área en podología, el estudio se centra en marchas de carreras, cuyo rendimiento es más elevado y las probabilidades de sufrir alguna lesión son mayores. Por tanto, estos especialistas avanzados llegan a calificar lesiones de acuerdo con el tipo de entrenamiento.

Un punto de suma importancia en el diagnóstico de cada paciente, es el análisis de su historia clínica. Evaluar si se trata de una persona deportista o no, puede llevar a un diagnóstico más acertado, lo que supone que tanto el conocimiento teórico, como la particularidad de cada paciente, definen el camino al tratamiento.

Comentarios Facebook