Viajes

Viajar es más que conocer lugares, nos hace ser mejores personas

enero 17, 2019
Rocio Boleso

author:

Viajar es más que conocer lugares, nos hace ser mejores personas

Cuando viajamos no solo conocemos sitios y gente. De todos esos lugares tomamos algún detalle de sus culturas y lo incluimos en nuestro ser, nos diversificamos.

Samuel Johnson dijo una vez: “Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, para ver las cosas como son en lugar de pensar cómo serán”. ¿A quién no le gusta viajar? Bueno, de todo hay en la viña del Señor, pero seguro que la gran mayoría de las personas se emociona con tan solo pensar que están próximos a conocer otras culturas, diferentes paisajes y sitios espectaculares y mágicos.

Más que ser una mera diversión, viajar conlleva muchos beneficios al ser humano. Distintas ramas de la ciencia como psicología, medicina, sociología, antropología y hasta economía, han tenido el hecho de viajar como objeto de estudio, llegando a la misma conclusión: hacerlo genera efectos positivos en las personas.

Ante la depresión, un viaje es la mejor alternativa para salir del atolladero. Cuando una persona se deprime busca aislarse, pensar solo en lo malo y sumergirse en tristezas, esto no afecta solo a la salud mental, sino a la física.

Otro mal que afecta enormemente al ser humano en este siglo es el estrés. La rutina del trabajo, el estudio, la familia; las preocupaciones de toda índole nos llevan a un estado de fatiga que un viaje reduce o anula como por arte de magia.

¿Y si lo hacemos? ¿Por qué no?

¿Qué tal si dejamos por unos días la contaminación visual y auditiva de la gran ciudad, o esa mortal rutina y nos lanzamos a conocer, por ejemplo, la cultura de los aborígenes australianos? Ellos son los descendientes de las primeras personas que poblaron Australia y siguen ahí con su cultura intacta a pesar del paso del tiempo, la colonización europea y los avances tecnológicos. Y es que aunque Australia, el llamado país continente, es uno de los destinos turísticos más atractivos del mundo, no por casualidad recibe al año un promedio de cinco millones de visitantes. Seguro que nunca lo habías pensado, porque estás siempre encasillado en lo habitual.

Si lanzarse hacia Oceanía parece algo lejano, ¿qué hay de la diversidad que tenemos en Europa? Este continente ofrece muchísimas alternativas y ventajas; está cerca, en promedio bastan par de horas en avión para llegar a los destinos más solicitados, cuenta con variedad e incluso ciudades con gran contenido histórico, así como ofrece costa e islas como las griegas.

El abanico es amplio. Si la indecisión es grande ante tantas alternativas interesantes, no está de más recurrir a expertos que traten sobre guías de viajes. En la web unviajeporeuropa.com nos brindan muchas opciones para escoger con guías sobre los distintos sitios de Europa, como los museos de Roma, por ejemplo. Con esta página se puede hacer un itinerario de qué ver en el sitio donde vayamos, y además, nos proporciona una idea de dónde ir, porque te dice qué hay dentro de cada ciudad o pueblo de Europa.  

Una mirada hacia Latinoamérica

Conociendo los beneficios que los viajes aportan y teniendo las posibilidades, dirigir la mirada hacia Latinoamérica no es nada descabellado ya que tiene mucho que ofrecer a los viajeros del mundo. Países como México, Argentina, Brasil, Ecuador y Perú ocupan puestos importantes en los rankings de los más visitados.

Uno que ha escalado posiciones en cuanto a la preferencia turística es Colombia, de hecho, portales especializados lo ubicaron hace un par de años como el segundo en la lista del turismo mundial. Muchos se preguntarán, ¿que ver en colombia?, pues es la entrada de Sudamérica al mundo. Brinda variedad en cuanto al clima, paisaje y algo fundamental, la alegría y el calor de su gente amable.

Una escapada nunca está de más

Si el presupuesto es corto y las ganas de variar son infinitas, ¿te has puesto a revisar que muy cerca hay destinos que gente de otras latitudes desean conocer? Estar encerrado en casa lamentando cualquier inconveniente del día a día, en ocasiones nos impide ver el paraíso en el que estamos. Los pueblos que se pueden encontrar en las afueras de la capital española son fascinantes.

Por mencionar tan solo algunos ejemplos, se pueden considerar pueblos como Buitrago de Lozoya, con su hermoso recinto amurallado que nos lanza de inmediato al pasado medieval. Tenemos también Toledo, que tiene gran variedad de atractivos que maravillan a todo quien lo visita y no basta una sola vez, de hecho, se pueden descubrir Rutas Toledo que nos llevarán a descubrir su lado misterioso, de leyenda, aparte de su belleza sin igual.

Opciones hay muchas para darse una escapada y salir de la rutina. La idea es fijarnos la meta, saber que la vida es una y que tenemos un mundo entero por descubrir.

Comentarios Facebook