Viajes

Tres formas de disfrutar del camino de Santiago: el camino del norte, el camino portugués y el camino lebaniego

junio 25, 2024

author:

Tres formas de disfrutar del camino de Santiago: el camino del norte, el camino portugués y el camino lebaniego

El Camino de Santiago es una de las rutas de peregrinación más emblemáticas y transitadas del mundo, con una rica historia que se remonta a más de mil años. Entre las múltiples rutas que llevan a la catedral de Santiago de Compostela, destacan tres que ofrecen experiencias únicas y variadas: el Camino del Norte, el Camino Portugués y el Camino Lebaniego.

El Camino del Norte

El Camino del Norte, también conocido como la Ruta de la Costa, es uno de los caminos más antiguos y tradicionales que conducen a Santiago de Compostela. Se extiende a lo largo de la costa norte de España, comenzando en la ciudad de Irún, en el País Vasco, y pasando por comunidades autónomas como Cantabria, Asturias y Galicia.

Una de las características más destacadas del Camino del Norte es la impresionante variedad de paisajes costeros. Los peregrinos caminan a lo largo de acantilados, playas y bahías, disfrutando de vistas panorámicas del mar Cantábrico. Esta ruta también atraviesa frondosos bosques y montañas, ofreciendo una rica diversidad natural. Además, los caminantes tienen la oportunidad de experimentar la cultura y gastronomía local, con una abundancia de mariscos frescos, sidra asturiana y pintxos vascos.

El Camino del Norte es conocido por ser más exigente físicamente en comparación con otras rutas debido a sus constantes subidas y bajadas. Sin embargo, esta dificultad se ve compensada por la tranquilidad del camino, que es menos concurrido que el Camino Francés, y por la autenticidad de sus pueblos y ciudades históricas, como San Sebastián, Bilbao, Santander y Gijón.

El Camino Portugués

El Camino Portugués es otra de las rutas importantes hacia Santiago de Compostela, comenzando en Lisboa o en Oporto y atravesando el norte de Portugal antes de entrar en España por Galicia. Esta ruta es la segunda más popular después del Camino Francés.

El Camino Portugués ofrece una mezcla de paisajes rurales y urbanos. Desde los viñedos y campos agrícolas del norte de Portugal hasta los verdes valles y colinas de Galicia, los peregrinos pueden disfrutar de una naturaleza serena y pintoresca. La ruta también pasa por ciudades históricas y culturalmente ricas como Coimbra, Oporto, Tui y Pontevedra, donde los caminantes pueden explorar monumentos, iglesias y catedrales de gran valor histórico y arquitectónico.

La gastronomía es otro de los grandes atractivos del Camino Portugués. Los peregrinos pueden deleitarse con platos típicos portugueses como el bacalhau (bacalao), las pastéis de nata (tartaletas de nata) y los vinos de la región del Douro. Al cruzar a Galicia, la cocina gallega con su marisco, empanadas y el famoso pulpo a la gallega añade otra dimensión culinaria al viaje.

El Camino Lebaniego

El Camino Lebaniego desde San Vicente de la Barquera es una ruta menos conocida pero igualmente fascinante que conecta con el Camino del Norte en la comunidad autónoma de Cantabria. Este camino lleva a los peregrinos al Monasterio de Santo Toribio de Liébana, uno de los lugares santos del cristianismo por albergar el Lignum Crucis, el mayor fragmento conservado de la Cruz de Cristo.

Este trayecto ofrece una experiencia inmersiva en la naturaleza, con paisajes montañosos, valles profundos y ríos cristalinos. Los peregrinos atraviesan el Parque Natural de los Picos de Europa, una de las áreas más impresionantes y biodiversas de España. Este entorno natural brinda oportunidades para disfrutar de la fauna y flora locales, así como de vistas espectaculares de las montañas y los bosques.

La ruta hacia Santo Toribio de Liébana es rica en patrimonio histórico y espiritual. Además del monasterio, los peregrinos pueden visitar otras iglesias y ermitas antiguas, así como pequeños pueblos con una arquitectura tradicional y una atmósfera tranquila y acogedora. La espiritualidad del camino se ve reforzada por la historia y el significado religioso del Monasterio de Santo Toribio.

Cada uno de estos caminos hacia Santiago de Compostela ofrece una experiencia única y enriquecedora. En definitiva, una experiencia de vida.