Tecnología

¿Cómo saber si una cámara de seguridad es falsa?

enero 14, 2022

author:

¿Cómo saber si una cámara de seguridad es falsa?

Hasta no hace mucho tiempo, las cámaras de seguridad falsas, sobre todo aquellas enfocadas en el tránsito, eran bastante habituales de observar. Su instalación simplemente tenía por objetivo alejar a las  personas, pero ante esto queda aún la duda… ¿Todavía este tipo de cámaras será posible observarlas en el exterior?

El hecho de comprar camaras de seguridad, bien sea falsas o no e instalarlas tenían como meta el asustar a delincuentes y aparentar una mayor protección sobre diversos espacios o propiedades. Un ejemplo claro son algunas tiendas que han optado por adquirir este tipo de cámaras para abaratar costes y aún así ofrecer una sensación de seguridad a los clientes, a pesar de que estas no se encuentren grabando absolutamente nada.

Tips para detectar cámaras falsas

Sin embargo, existen una gran cantidad de motivos por los cuales es posible querer saber cuándo una cámara de seguridad es falsa o no. Así que, para poder detectarlas queremos dejarte en este artículo algunos tips para saber cuándo una cámara de seguridad es real o falsa. Vamos a ello.

Marca de la cámara

En primer lugar, puedes averiguar el nombre de la marca de estas cámaras, pues las empresas más populares no fabrican este tipo de cámaras. Estamos hablando de marcas como Nest, Samsung, Arlo, Ring, Panasonic, Bosch, Hanwha y Techwin. Así que, si observa un nombre diferente puede ser un claro indicio por el cual comenzar a dudar.

Otra forma es verificar la calidad del logotipo que presente. Sin embargo, es posible que estas cámaras sean incluso de las mejores marcas, pero desgastadas y se encuentren instaladas solo con el objetivo de dar aquella sensación de seguridad que comentábamos hace poco.

Iluminación infrarroja

En la actualidad, gran parte de las cámaras de seguridad se encuentran equipadas con iluminación infrarroja que solamente es encendida durante las horas nocturnas. Este tipo de iluminación les permite a las cámaras grabar con muy poca o nada de luz, siendo posible grabar incluso en la más plena oscuridad.

Estas luces rojas de color brillante son bastante sutiles para los ojos humanos, así que para poder detectarlas en funcionamiento hay que estar un poco cerca. En caso de que estas no enciendan, sabrás que posiblemente estás frente a una cámara falsa. Otra opción es utilizar la cámara del móvil para identificar las luces infrarrojas, y si la cámara no las tiene encendidas en la oscuridad o por la noche, seguramente es falsa.

No obstante, no resulta imposible que si sea una cámara verdadera, pues ciertas cámaras simplemente no son capaces de grabar en la oscuridad y no poseen esta iluminación, aunque, por lo general, estos modelos son ya algo antiguos.

Carencia de cableado

Prácticamente, todos los sistemas de cámaras y, las cámaras en sí, poseen alguna clase de cableado, sobre todo si hablamos de aquellas que se instalan en exteriores.

Buscar el cable Ethernet o cualquier otro cable que demuestre la conexión y operatividad de la cámara es un gran indicio para detectar si una cámara es falsa o real. Si esta carece de cableado lo más probable es que sea falsa. Sin embargo, es necesario saber que en la actualidad están en el mercado las cámaras inalámbricas y se debe tomar en consideración esta posibilidad.

Calidad

La calidad que presenta una cámara en realidad puede decir mucho sobre la misma, sobre todo si esta es real o falsa. Por lo general, aquellas cámaras que son de plástico y muestran una apariencia económica son falsas y se pueden distinguir claramente de las que presentan una calidad mayor.

Dado que las marcas y empresas reconocidas siempre se encuentran disponibles y no representan un precio tan alto, una cámara falsa con una baja calidad es completamente detectable, pues incluso las más accesibles presentan cierta calidad en su presentación. Este punto se puede evaluar a partir de características sospechosas en el diseño, carencia de luces e incluso la existencia de lente en el interior de la carcasa.

En definitiva…

Para concluir, siempre va a estar latente una diminuta posibilidad de que las cámaras que ofrezcan una apariencia falsa sean reales, sin embargo, con los precios tan accesibles que presentan la mayoría de las cámaras en la actualidad, muchos prefieren optar por adquirir aquellas verdaderas y completamente operativas.

Claramente, la cantidad de cámaras falsas en el mercado ha disminuido mucho, pero siempre existen quienes buscan abaratar costes al máximo y optan por intrigar a las personas con conductas sospechosas y generan la angustiosa pregunta: “¿Estará grabando o no?”

Comentarios Facebook