negocios

Qué es un divorcio ante notario y cómo realizar el proceso en Madrid

noviembre 16, 2020
Rocio Boleso

author:

Qué es un divorcio ante notario y cómo realizar el proceso en Madrid

Cuando dos personas deciden divorciarse, deben saber que existen varias vías para hacerlo, siendo la notarial una de las más demandadas en la actualidad, debido a la rapidez y sencillez del proceso. En Madrid, existen abogados especialistas en llevar a cabo este tipo de procedimientos, de manera económica y en el menor tiempo posible. 

Aunque no sea un trámite precisamente gustoso, lo cierto es que los divorcios en España están a la orden del día y es por ello que, para no tener problemas en el futuro y para garantizar que el proceso será lo menos doloroso posible, la mejor opción es contratar los servicios de abogados expertos para llevar a cabo todo el procedimiento que se requiere.

En España se pueden encontrar abogados especializados en este tipo de trámites, no obstante, uno de los bufetes que tiene más prestigio en la actualidad, sin duda, es Divorcionetas. Se trata de un grupo de abogados expertos en todos los procedimientos relacionados con el matrimonio, entre los que se encuentra el divorcio ante notario. 

Aunque habitualmente, años atrás, el trámite judicial era el más frecuente, hoy en día los cónyuges cada vez se decantan más por el proceso notarial, debido a su sencillez y rapidez. Para que el procedimiento sea lo más satisfactorio posible para ambas partes, estos abogados ayudan a que haya un acuerdo previo y que las condiciones del divorcio se adapte perfectamente a las necesidades que presenta cada familia, todo ello en base al convenio regulador correspondiente, cuyo principal objetivo es que la separación sea justa.

Hay que decir que, desde hace tiempo, Divorcionetas se ha convertido en todo un referente en el sector, ofreciendo un servicio muy completo de divorcio, económico e integral.

¿En qué consiste un divorcio ante notario?

En el caso de decidirse a llevar a cabo un divorcio notarial en Madrid, es importante conocer a la perfección en qué consiste este proceso. Así, hay que decir que se trata de un trámite donde, ambas partes, llegan a un acuerdo previo, teniendo en cuenta que se asume el divorcio como una acción voluntaria de los dos cónyuges.

Este tipo de divorcio es parecido al habitual que se tramita en el Juzgado, sabiendo además que cuenta con la misma validez. 

¿Qué hace el notario?

Cuando se lleva a cabo un divorcio de este tipo, el notario es la persona encargada de dar fe, de manera pública, de que el procedimiento es legal y válido, en todos sus ámbitos. Si bien es cierto, la principal diferencia en comparación con el procedimiento judicial, es que, en este caso, el notario expide lo que se llama una escritura de divorcio, al contrario que en el otro proceso donde el juez dictamina un decreto de separación.

Aunque ambos procesos tienen las mismas garantías, hay que decir que el notario, a través del convenio que regula este trámite, garantiza que la escritura de divorcio correspondiente se aplicará a las dos partes por igual, o lo que es lo mismo, con condiciones muy similares. En cualquier caso, es importante saber que, si se elige esta modalidad, el juez no intervendrá nunca, ya que es el notario el que tiene el poder de llevar a cabo la totalidad del procedimiento.

Requisitos a cumplir para un divorcio notarial

Para llevar a cabo un divorcio ante notario, es imprescindible cumplir una serie de requisitos, puesto que, de no ser así, entonces directamente el procedimiento se lleva por la vía judicial. De esta forma, es esencial que el matrimonio no cuente con hijos que sean menores de edad, ni tampoco que tengan alguna discapacidad. Eso sí, si los hijos menores están emancipados, entonces deberán firmar un documento concreto para dar el consentimiento del proceso, al igual que si existen hijos mayores que son dependientes. En el caso de tener hijos mayores independientes, no intervendrán en nada del proceso.

Además de esto, otro de los requisitos es que debe existir, de manera obligatoria, un acuerdo entre ambas partes, estipulando así todos los puntos que se necesiten, en base a un convenio regulador. De igual modo, otro requisito es haber estado casados tres meses como mínimo y que, el último domicilio familiar o al menos, de alguno de los cónyuges, se encuentre ubicado dentro de España.

Comentarios Facebook