Curiosidades

Incertidumbre previa a un divorcio: ¿Y si no quiere irse de casa?

marzo 21, 2024

author:

Incertidumbre previa a un divorcio: ¿Y si no quiere irse de casa?

Tener la casa compartida, separarse y cómo proceder; o separarse sin tener a donde ir son algunas de las cuestiones que se preguntan muchas personas y que Divorcieitor las resuelve con recomendaciones basadas en el diálogo y la mediación 

El divorcio es el peor proceso por el que pasan dos personas que han mantenido una relación sentimental durante un tiempo. Este camino será aún más duro si las dos personas tienen hijos en común. Sin embargo, son muchas las dudas e incertidumbres que surgen cuando una de las dos personas quiere separarse, pero intuye u ocurre después, que la otra persona no se lo va a poner nada fácil. 

Uno de los problemas que pueden surgir, y que es muy habitual hoy en día, es cuando dos personas viven bajo el mismo techo. Si alguien se pregunta algo cómo quiero separarme de mi esposo pero el no quiere irse de la casa, surgen muchas dudas de cómo proceder. En este caso, si una pareja convive bajo el mismo techo, pero la vivienda es de uno de los dos, lo normal, es que si la relación se acaba, la persona que no tiene el piso a su nombre recoja sus cosas y se marche. Pero puede ocurrir que no quiera irse. Este hecho que termina por convertirse en un problema legal, es además un problema moral. 

¿Cuáles son las opciones?

Desde Divorcieitor, un despacho de abogados experimentado en familia, apuntan que la mejor solución siempre será la amistosa. En este sentido, aseguran que la mejor manera legal de que abandone la casa quien la tiene que abandonar es encontrar una manera amistosa, o esperar una resolución judicial si ha habido una denuncia de por medio. Por eso, mientras tanto, el despacho opta por el diálogo y la mediación como mejor herramienta para el proceso de divorcio o separación. En este caso, cabe señalar la importancia de un abogado de familia a la hora de asesorar a la pareja en este escenario. 

Lo primero de todo es que un profesional va a tener el conocimiento y la experiencia suficiente para dar los mejores consejos en este tipo de situaciones. En este sentido, un abogado se ha enfrentado a numerosos casos, y muchos de ellos se parecerán al que ocupa en ese momento. De ahí que la adaptación y el asesoramiento personal a los cónyuges sea imprescindible para llegar a buen puerto. 

Separarse sin tener adonde ir

El mundo de las separaciones y los divorcios es muy grande y muy complejo. Se pueden dar infinidad de casos y situaciones. Una de ellas es cuando la persona que se quiere separar no es la dueña del piso en el que está viviendo, sino que es de su pareja. En este sentido, se puede dar la circunstancia de que diga si me separo no tengo donde ir. Aquí entran en juego muchas variables, si hay hijos de por medio, si una persona tiene bastante mejor situación económica que la otra, o que la propia separación del matrimonio impida que una persona pueda desarrollarse individualmente a partir de ese momento. 

Por eso, antes de dar el paso de separarse hay que tener claro qué es lo quiere a partir de ese momento. De este modo, el diálogo y el asesoramiento es una buena herramienta, ya que se pueden llegar a acuerdos económicos u otras soluciones mejores que si la separación o el divorcio se produce por la vía mala. 

¿Dónde acudir?

Ante todas estas situaciones está Divorcieitor, que trabaja por la calidad de las relaciones familiares y por los divorcios amistosos si no hay solución de arreglo en la pareja. En este despacho piensan que el mejor juicio es el que se puede evitar; de ahí un asesoramiento especializado, previo y preventivo. 

Entre las ventajas que tiene la contratación de este tipo de servicios es que existe un asesoramiento legal en todo momento, así como alguien que se encarga de todas las gestiones y la dirección de cualquier procedimiento jurídico. Asimismo, también realizan un servicio fundamental en la mediación cuando la pareja que se quiere divorciar no quiere hablar entre sí. Además, cuando hay niños de por medio, la figura de este abogado es una salvación para las parejas.