Economía

La nueva cara para el desarrollo de las grandes Industrias

febrero 22, 2022

author:

La nueva cara para el desarrollo de las grandes Industrias

Hasta ahora, las grandes compañías ubicaban las plantas de tratamiento para las materias primas, fábricas, almacenes y demás, en lo que se conoce, entre otros nombres, como zonas empresariales. Este concepto adjudicaba un espacio dentro de las ciudades para la colocar estas infraestructuras y responder a las necesidades de crecimiento de la industria.

En el mundo de hoy, el llamado a la conciencia ambiental, la búsqueda del desarrollo sustentable y el respeto por las condiciones de vida, han llevado a modificar este diseño. 

Transformándolo en algo más amigable para la comunidad. Es así como nacen los parques industriales, que además aportan beneficios adicionales a los que usualmente se ofrecían en este tipo de complejos.

Ahora bien, la gran pregunta que ha surgido con este nuevo concepto es, ¿de qué se trata exactamente? Y sobre todo, ¿en qué se diferencian uno del otro?

Un concepto más amplio

Para empezar, estos complejos empresariales suelen estar ubicados en las afueras de las ciudades, ganándose muchas veces el nombre de cinturones. También se pueden encontrar en espacios rurales, planificados para aprovechar el espacio, eso sí, siempre respetando el medio ambiente.

Estos espacios se diseñan con una infraestructura similar a un centro comercial, pero con una finalidad más bien industrial. Por ejemplo, el parque industrial Guadalajara, ubicado en la zona de Jalisco, donde el crecimiento de este tipo de establecimientos está marcando un desarrollo económico y social.

El objetivo de estas edificaciones es ofrecer soluciones a los problemas de logística, administración, producción, espacio, y más, que presentan las grandes y pequeñas empresas. Ya que este concepto es adaptable a cualquier tamaño de inversión.

Inversión extranjera, empleados locales

Una de las características por las cuales estos espacios se han vuelto tan populares es que fomentan la inversión extranjera. Ofreciendo en algunos casos puntos de interés como la materia prima, exoneración de impuestos de importación-exportación, simplificación de procedimientos, entre otros.

Por supuesto, el desarrollo de estas zonas empresariales, promueve el aumento de los puestos de trabajo locales. Siendo una gran ventaja para el crecimiento socio económico el país.

Ventajas empresariales

Este tipo de complejos están pensados para facilitar a las empresas la ejecución de sus actividades y por lo tanto potenciar su desarrollo económico. Esto se logra principalmente gracias a proveen a las compañías de una de las necesidades más grandes dentro del plan de crecimiento; el espacio.

Dentro de la planificación de las zonas empresariales, una compañía puede encontrar propuestas a su medida, permitiendo que incluso los pequeños empresarios o los proyectos que están apenas iniciando puedan obtener un espacio adecuado para sus actividades.

Los planteamientos van desde grandes naves pre construidas, hasta la asesoría de un proyecto desde sus inicios. Incluyendo la opción de compartir galpones para un mejor manejo de los costos.

Un espacio protegido

Una de las más grandes ventajas que han observado los beneficiarios de este concepto, se refiere a la seguridad, ya que estos complejos son espacios cerrados, lo que facilita una vigilancia de 24 horas con mayor eficacia y eficiencia

Además, cuentan con todos los servicios básicos de agua, electricidad, gas, conexión a internet, y más. Incluyendo un acceso fácil y transporte dentro de las instalaciones, para mejorar la movilización entre las naves.

Diseño planificado 

Los conjuntos industriales ofrecen una mejor planificación de desarrollo urbano. No solamente como parte del todo, respetando el concepto de las ciudades, espacios e incluso demostrando preocupación por las zonas verdes. 

Además, el interior de los conjuntos es organizado manteniendo presente la logística que se llevará dentro de los mismos. Facilitando procesos referentes a la carga y descarga de mercancía y ofreciendo también lugares de esparcimiento como cafés y restaurantes.

Algo fundamental a destacar es que dentro de su concepto de desarrollo está el respeto por la naturaleza, no solo desde la perspectiva de las infraestructuras. Las empresas se mantienen en funcionamiento valiéndose de técnicas amigables con el medio ambiente, desde todo punto de vista.

Finalmente, el concepto brinda la oportunidad de manejarse dentro de un ambiente conveniente. Así, según el tipo de complejo empresarial, se puede agrupar empresas con la misma actividad comercial, complementarias o pequeñas compañías que responden en conjunto a una más grande.

Esto supone mucha más eficiencia para las empresas, desarrollo para el país o los países que se decantan por este sistema y, desde luego, una mejor calidad de vida para los habitantes de las ciudades. Además de mayor respeto por el medio ambiente.

Comentarios Facebook