Curiosidades

Máxima protección para motocicletas

mayo 14, 2019
Rocio Boleso

author:

Máxima protección para motocicletas

Según las estadísticas, cada seis minutos es robada una moto en España, por lo que cada propietario debería ser consciente del riesgo que su vehículo corre diariamente e implementar un dispositivo antirrobo.

Son de enorme ayuda, ya que evitan al dueño que tenga que estar pendiente en todo momento de alguna situación irregular que pueda significar peligro para su moto, cuando la deja aparcada en la acera o en garajes de acceso público.

Para no tener que estar con un ojo siempre vigilante

Motos, scooters y maxiscooters, son cada vez más utilizados como medio de transporte. Proteger tu moto con un antirrobo, entonces, se convierte en una prioridad y, la buena noticia, es que existen en el mercado variados y efectivos dispositivos antirrobos para motos de las marcas más reconocidas, fabricados con los mejores materiales, que ofrecen la más alta protección.

Estos accesorios son elaborados en materiales muy fuertes y con características anticorrosivas, lo que les confiere un largo tiempo útil y una efectiva protección contra el hurto, situación muy generalizada en estos últimos tiempos.

Tipos de dispositivos antirrobo  

Existen disponibles varios tipos de dispositivos, entre los más habituales se pueden mencionar:

Antirrobos con articulación

Son conocidos popularmente como antirrobos de lazo o “maroma”, y se han posicionado como los más comunes, con algunas diferencias en el tipo de cerradura y el largo del lazo, que habitualmente son anclados a una de las dos ruedas y que, en muchos casos, también son usados para mantener asegurado el casco, y para sujetar la moto o scooter, a un poste de la calle.

Antirrobos de cadena

Tienen un aspecto muy robusto y están constituidos por eslabones de un espesor que oscilan entre los 13 y 14 mm, implementados con un tratamiento que imposibilita el corte por sierra o la presión de una palanca, por lo que resultan el complemento perfecto para una cadena robusta, a la que es muy común colocar un candado que está fabricado con sistema anti-ganzúa que son sumamente resistentes a los taladros. Todo el dispositivo está fabricado con materiales muy resistentes a la corrosión. En este tipo destaca la familia Bunker de Artago.   

Antirrobos con alarma

Las marcas Luma y Artago ofrecen un antirrobo con alarma, que se utiliza anclado al disco del freno trasero o delantero, y con un efectivo sistema de alarma que emite un zumbido en cuanto es detectado un movimiento de la moto. La intensidad del sonido va en aumento si detecta que el movimiento es continuo.

Antirrobos para disco

Su principio de funcionamiento es simple: se cierra a través de alguna de las perforaciones del disco de freno, generalmente el delantero, y al ser un candado muy compacto que cierra mediante un mecanismo que impide que la rueda gire, esto significa una protección simple pero muy efectiva. Es importante, en caso de decidir utilizar este tipo de dispositivos, estar muy atento a su colocación, de lo contrario, el riesgo de caída es casi inevitable. Para este fin, están disponibles cables de aviso que unen el candado con el manillar, como recordatorio de que la rueda está fija, antes de que el piloto proceda a hacer el arranque y poner en movimiento la moto.

Antirrobos de horquilla

Es uno de los más simples y utilizados. Está conformado por una horquilla con forma de “U” que puede presentar distintos tipos de amarre, puesto que por una parte puede mantenerse inmóvil la rueda a una barra externa o poste, pero también puede atravesarse entre uno de los radios de la llanta y las barras de la horquilla.

Disponibles en el mercado en largos diferentes, de acuerdo al ancho de horquilla en la que se usarán, también los hay en distintos diámetros de la barra, cuanto más gruesa, más segura, pero también más pesada. Este modelo de antirrobo, tiene la desventaja de que puede ser un tanto incómodo para su transporte, aunque ofrece la opción de ser montado en diferentes soportes, o inclusive en algunos casos, es posible llevarlo bajo el sillín de la moto.

Antirrobos de manillar

Son los mejores para scooters y maxiscooters, van fijos al chasis en la parte inferior del sillín y bloquean el manillar, lo que impide mover el vehículo.

Es muy importante tener en cuenta el modelo que se va a escoger, ya que casi siempre se fija donde está el cofre, por lo que se debe seleccionar un modelo que un fabricante, como Artago por ejemplo, haya elaborado adaptándose a un modelo específico de moto.

Comentarios Facebook