Salud

¿Qué es un SPD para farmacias?

septiembre 29, 2021

author:

¿Qué es un SPD para farmacias?

Se trata de un Sistema Personalizado de Dosificación, a través del cual, los profesionales del sector pueden ofrecer un servicio asistencial mucho más completo para todos aquellos pacientes que requieran medicamentos y tratamientos periódicos.

Según ha podido estimar la Organización Mundial de la Salud, alrededor del 50% de los pacientes considerados como crónicos, no suelen cumplir con la totalidad de los tratamientos que les ha prescrito el facultativo. Esto supone agravar la enfermedad o afección que padecen y, en los peores casos, la muerte.

Con el objetivo de evitar este tipo de situaciones y dar un servicio más completo a los pacientes, así como un mejor seguimiento, en la actualidad muchos centros cuentan con un SPD. Se trata de un Sistema Personalizado de Dosificación, que permite que las farmacias y otros establecimientos similares del sector, puedan dar un mejor servicio y humanizar la profesión en todos los sentidos.

El Sistema SPD Farmacia permite que se valore mucho más esta profesión, haciendo que el farmacéutico se perciba como un profesional, pero a la vez como un agente de salud.

¿Qué es exactamente un SPD?

Se trata de un sistema que está programado para poder dar servicio asistencial a los pacientes, sabiendo que es cada vez más frecuente en las farmacias. Se denomina como un programa de reacondicionamiento de medicamentos, que permite que el paciente pueda recibir, a través de un único dispositivo, un seguimiento y control del tratamiento que debe llevar a cabo.

Lo cierto es que este sistema se convierte en una excelente opción para mejorar la asistencia sanitaria, a la vez que es posible evitar que los pacientes puedan alterar el tratamiento por falta de conocimiento. De igual modo, es un programa que fomenta el ahorro del gasto sanitario.

¿Cómo utilizarlo?

Al igual que ocurre con otros muchos sistemas de este tipo, para poder poner en marcha un SPD es fundamental que los profesionales cuenten con los conocimientos y recursos necesarios para ello. A lo que se suma que los pacientes deben estar perfectamente informados para su uso.

No hay que olvidar que a través de este sistema se van a manipular medicamentos, de ahí que siempre deba ser utilizado por profesionales expertos del sector.

En el caso de que una farmacia quiera instalar dicho sistema, es conveniente que lleve a cabo una serie de pasos esenciales.

Registro

Lo primero que hay que hacer es crear un registro informático de todos los pacientes que van a formar parte del sistema. Ficheros que, una vez controlados, deberán pasarse a la Agencia Española de Protección de Datos. Aquí hay que incluir información sobre datos personales, farmacoterapéuticos, datos de los médicos que tratan al paciente y el historial clínico.

Establecimiento

Para que el sistema funcione de manera correcta, es necesario que la farmacia esté perfectamente acondicionada para ello. Precisamente por este motivo, se deben habilitar varias zonas para añadir el programa.

Blísteres

Se trata de los envases en los que se distribuyen los medicamentos y son fundamentales para el uso del SPD. Así, lo recomendable es que se utilicen aquellos que tengan más compartimentos, y se les añadan dos etiquetas como mínimo: una con la información del paciente, la validez del medicamento, el número de registro del mismo, los datos de la farmacia, las advertencias del consumo y la medicación prescrita no incluida; y otra etiqueta, con la posología, los medicamentos que están incluidos y otras advertencias.

Todo esto favorece para que el usuario esté informado en todo momento sobre cómo será su tratamiento y qué es lo que debe tomar en cada caso.

¿Cuáles son las ventajas de este sistema?

Aquí hay que hablar de beneficios, tanto para pacientes como para farmacias. De esta forma, en el caso de los usuarios, el SPD puede ayudar a mejorar la toma del tratamiento y podrán recordar todo lo que deben ingerir, así como en qué momento determinado. Además, esto ayuda a que no se cometan errores con la medicación, se pueden evitar olvidos y también realizar un seguimiento exhaustivo.Por su parte, para las farmacias y otras entidades del sector, también ofrece diversas ventajas, destacando la disminución de errores a la hora de dispensar los fármacos; el ahorro en medicamentos, ya que permite ajustar todo lo posible las dosis para cada paciente; y también, el ahorro de tiempo, puesto que el tratamiento se distribuye de manera mucho más rápida y sencilla.

Comentarios Facebook