Tecnología

Televisores: ¿OLED o QLED? ¿Cuál es mejor?

julio 4, 2022

author:

Televisores: ¿OLED o QLED? ¿Cuál es mejor?

En la actualidad, los televisores QLED y OLED han llegado a constituir gran parte de las pantallas que se pueden encontrar en estos momentos sobre la gama superior. Y si claramente muchos de nosotros tenemos cierto tiempo ya navegando por medio de un océano de acrónimos de marketing televisivo, la diferencia entre televisores QLED y OLED es muy grande. Sobre todo, si estamos hablando del tipo de calidad de imagen que estos ofrecen y que se desea experimentar en cualquier habitación o sala de estar.

¿Qué conocemos como televisores OLED y QLED? 

En primer lugar, los televisores OLED son muy similares a los televisores QLED en cuanto a que están basados en pantallas LED. Sin embargo, su estructura interna es algo distinta.

Los televisores QLED operan por medio de puntos cuánticos iluminados por un LED brillante que se encuentra justo detrás de ellos. Mientras tanto, los televisores OLED se componen por millones de diodos orgánicos y múltiples emisores de luz individuales. Con estos datos, es posible indicar que ambas tecnologías ofrecen maravillosos resultados, pero es la QLED la que más destaca de las dos.

Ahora, analicemos cada uno con un poco más de detalles, para que así en la siguiente oportunidad que entres a una tienda no vayas a pensar que los vendedores te hablan en otro idioma. 

Los televisores QLED 

El significado propio de la palabra QLED quiere decir “diodo emisor de luz cuántico”. Esto quiere decir que los televisores QLED son como los televisores LED comunes, solo que emplean nano partículas muy pequeñas conocidas como puntos cuánticos para el color y el brillo.

Esta tecnología se presentó en un comienzo por parte de Sony en el año 2013, pero al poco tiempo, Samsung fue quien inició la comercialización de televisores QLED. Esta estrategia fue tan provechosa hasta el punto de establecer asociación con licencias de diversos fabricantes como Vizio, Sony, TCL y Hisense.

A pesar de lo espectacular que suena lo de los puntos cuánticos, los televisores QLED aún generan luz de una forma similar a como lo hace un televisor LED convencional. Es decir, haciendo uso de una luz de fondo que se compone por cientos o miles de luces LED ubicadas detrás de un panel LCD. Estos LED son los que le dan como tal su nombre.

Estos paneles LCD se encuentran compuestos, principalmente, por millones de diminutos obturadores que se abren y cierran muy rápido. Tales obturadores, en compañía de los filtros de color, crean las imágenes que se perciben, dejando que llegue hasta los ojos la cantidad de luz y color ideal.

Un sistema bastante inteligente que se basa en la combinación de atenuaciones de las luces LED de fondo y los obturadores con el fin de bloquear la luz restante a fin de generar negros en la pantalla.

Los televisores QLED

La tecnología OLED quiere decir “diodos orgánicos emisores de luz”. Por increíblemente que parezca esta descripción no se relaciona con luces de fondo LED como ocurre con los televisores LED y QLED. Más bien hace referencia a que cada uno de los píxeles es una muy diminuta luz LED, pero sumamente delgada y con la capacidad de generar color y luz en un mismo elemento. Dicho de otra manera, los televisores OLED no requieren luz de fondo, pues cada uno de sus píxeles es capaz de generar luz propia.

Existen muchas ventajas para estos televisores, pero la mayoría está de acuerdo en que una de las mejores son los niveles de negro que se alcanzan. Muy diferente a los LED o QLED que atenúan su luz de fondo y llegan a bloquear lo que queda para aquellas escenas oscuras, los OLED sencillamente apagan el píxel.

En el momento en que los píxeles están apagados, estos no logran emitir color ni luz, motivo por el cual son lo suficientemente oscuros. También resulta más sencillo crear pantallas OLED flexibles, razón por la que LG ha sido uno de los pioneros al desarrollar televisores que se enrollan en su totalidad.

Comentarios Facebook