Marketing

Qué es un tríptico y cómo usarlo para publicidad

febrero 8, 2019
Rocio Boleso

author:

Qué es un tríptico y cómo usarlo para publicidad

El término tríptico significa “plegado en tres”. Si hablamos de arte, este por lo general resulta ser un panel pintado el cual se divide  en tres partes o secciones, también se le llaman paneles que se unen por un pliegue o en otros caso, por una bisagra.

A este tipo de obras se les denomina políptico, que es un término que se aplica a todas las obras que se componen de varios paneles. Lo usual es que el panel central sea el mayor y está flanqueado por dos obras menores que se relacionan con la obra principal.

Pero no existe una fórmula exacta para ello, ya que existen trípticos en los que los tres paneles son de igual tamaño o altura. En algunos al cerrarse queda expuesta otra obra. Ese es el caso del tríptico “El jardín de las delicias” del Bosco, el cual muestra la obra “La Creación del mundo”.

La versatilidad del tríptico

Pero entrando ya en su uso más moderno, el tríptico se utiliza con frecuencia en la publicidad y en las artes gráficas para ofrecer información de interés al público. Viene a ser un folleto informativo doblado en tres partes (los dos laterales se doblan sobre el centro), por lo general en una hoja de papel A4 (297 x 210 mm). Sus principales usos son en la publicidad puerta a puerta o vía correspondencia, para marketing promocional, para publicidad corporativa y documentos corporativos, así como en propaganda electoral, entre otros usos.

La versatilidad del tríptico radica no sólo en su contenido, sino en la forma como se puede presentar la información que contiene. Para empezar, al doblarse una hoja en tres partes, se crean tres secciones a cada lado de la hoja. Es decir, tienes seis secciones con las cuales puedes trabajar. Estas secciones funcionan como separadores, lo que te permite organizar información de diferentes maneras en su superficie.

¿Cómo organizo la información dentro del tríptico?

Ya sabes que tiene 6 caras, que puedes organizarlas de la siguiente manera:

  • Cara principal o portada: Es la cara que quedará al frente del folleto y, por lo tanto, la que debe captar la atención del público al cual está dirigido. Es aquí donde se debe poner mayor atención, ya que dependiendo de su contenido, el público se interesará o no por leer el resto. Este es un espacio para impactar. Para generar curiosidad y deseos de ver lo que hay adentro.
  • La parte frontal interna: Esta es la sección que queda a la vista al abrir la cara principal. En ella se delinean ciertos argumentos que invitan a una lectura más profunda. Son las razones por las cuales debes seguir leyendo.
  • La parte interna o las tres caras internas: Es en esta sección en la que debes colocar lo que necesitas para alcanzar los objetivos que persigues. Es aquí donde detallas el producto, el servicio, la idea o el proyecto que estás vendiendo.
  • La contracara o contraportada: En esta sección colocarás tu información de contacto: tus números telefónicos, cuentas de correo, redes sociales, dirección y cualquier otro tipo de información de contacto.

¿Cómo diseñar un tríptico?

En la siguiente figura puedes ubicar las 6 caras numeradas, con sus respectivas partes de acuerdo a la clasificación anterior.

A continuación encontrarás los componentes que debes considerar a la hora de diseñar un tríptico.

Idea o concepto

Se requiere, como en todo trabajo de diseño, responder ciertas preguntas las cuales determinarán su contenido y la manera de presentarlo. Algunas preguntas relevantes podrían ser:

  • ¿A qué público va dirigido?
  • ¿Qué busca ese público?
  • ¿Qué se espera lograr (objetivo)?
  • ¿Cuáles son los puntos fuertes que deseas destacar?
  • ¿Hay una filosofía detrás del objetivo? ¿Cuál es?

Las respuestas a estas y a otras preguntas relevantes deben derivar en un concepto o idea, que es la que debe plasmarse gráficamente en el tríptico.

Variables de segmentación

Todo mercado está compuesto por personas y cada persona puede tener un criterio distinto. Conocer estos criterios en profundidad te ayudará a sacarle el mejor provecho a tu tríptico. A esto se le conoce como segmentación. Es un concepto de mercadeo en el cual se determina a qué grupo de personas irá dirigido tu esfuerzo.

Variables hay muchas, así que tendrás que elegir aquellas que se adaptan mejor a tus objetivos. Por ejemplo, las variables psicográficas, que atiende a la personalidad y costumbres de las personas; las variables demográficas, que obedecen a la manera en que las personas se agrupan; y están también las variables socioeconómicas, que se ocupan de la relación de costo y poder adquisitivo. Y esto por mencionar solo algunas de las variables de segmentación que debes evaluar.

Determinar el segmento al cual va dirigida tu idea, concepto o proyecto te permite optimizar el alcance de tu esfuerzo, creando un tríptico ideal para el segmento de la población que deseas cautivar.

Contenido

En este punto la eficiencia es un factor importante a considerar ya que tienes poco espacio para escribir, lo cual significa que debes hacer una elección cuidadosa de tus palabras para que tu mensaje sea breve, conciso pero eficaz.

La forma en la cual distribuyas las palabras también es un factor a considerar. Debe ser agradable a la vista. No sobrecargado, pero tampoco vacío. Debes lograr un equilibrio visual al tiempo que alcanzas eficiencia literaria.

Tipo de letra (Tipografía)

La elección del tipo de letra es un tema de atracción. Un tríptico con un tipo de letra agradable, con el tamaño adecuado, es sencillo de leer y agrada visualmente.

Imágenes y elementos gráficos

Dependiendo de qué es lo que deseas transmitir, la selección de imágenes, fotos, dibujos, gráficas y cualquier otro tipo de elemento de ayuda es importante para causar impacto visual positivo en el público. Si eliges imágenes o fotos, asegúrate de que están relacionadas con el objetivo o con la idea primaria. Si usarás gráficas, ten en cuenta que deben ser actualizadas y que deben ser vigentes en el período de tiempo de vida del tríptico. También debes considerar no sobrecargar el tríptico con muchas imágenes, ya que el impacto podría ser negativo.

Tipos de plegados

Existen varias formas de plegar la hoja de papel y que ofrece diseños diferentes en los que puedes basar tu tríptico. A continuación, algunas de ellas:

  • Llamamos plegado clásico, o plegado en ventana, a aquel en el que la hoja se divide en tres partes iguales y ambos extremos se doblan hacia el centro, tapando una de las hojas laterales a la otra, y que al abrirse, muestra las tres caras inferiores.
  • El plegado de ventana cerrada consiste en dividir la hoja en dos secciones laterales que miden la mitad de la longitud de la sección central, y que al cerrarla da la impresión de estar cerrando una ventana. Es gracias a esto que obtiene su nombre.
  • El plegado de ventana abierta  es bastante similar al anterior, pero se diferencia en que las secciones laterales son aún más pequeñas que la mitad de la sección central, por lo que, al cerrarlas, da la impresión de una ventana que no está totalmente cerrada.
  • El plegado de zig zag, también llamado de acordeón, hace los pliegues todos en la misma dirección, lo que elimina una sección central como con los pliegues anteriores, aunque mantiene las seis secciones.

Ahora bien, es importante señalar que la información contenida en un tríptico debe ser un resumen gráfico y atractivo de una idea o concepto. Por tanto, es de vital importancia para el éxito del mismo que la idea o concepto sea bien estructurada y bien distribuida en las secciones del tríptico.

Comentarios Facebook