Salud

Yoga y meditación para mejorar la calidad de vida

junio 11, 2021

author:

Yoga y meditación para mejorar la calidad de vida

El ritmo de vida cada vez más estresante obliga a muchas personas a parar un poco y establecer nuevas prioridades en sus vidas. En los tiempos que corren hay que intentar buscar un hueco para poder tener momentos de calma que ayuden a la persona a estar relajada, a conocerse un poco mejor a sí misma y a sortear los muchos obstáculos que se presentan en el día a día.

Es por ello que cada vez más personas se interesan por las disciplinas orientales que aportan calma y relajación, en suma, un plus de bienestar a la salud mental y también del cuerpo. Dos de esas disciplinas son yoga y meditación y si bien son dos cosas diferentes no se deben entender la una sin la otra, puesto que ambas buscan el bienestar integral del ser humano, a través del conocimiento de los aspectos mentales, emocionales y físicos del individuo.

La finalidad del yoga es conseguir un estado emocional, mental y físico que sea capaz de superar o eliminar cualquier clase de sufrimiento, a través de la búsqueda de una armonía perfecta entre el cuerpo y la mente, el hombre y la naturaleza.

Por su parte, la meditación se trata de un conjunto de técnicas para relajarse y conectar con la parte inconsciente de nuestro cerebro. Se utiliza para tratar problemas de ansiedad o de fobias. Puede parecer que meditar es sencillo, pero hay que comenzar con una meditacion para principiantes, porque lo cierto es que alcanzar el nivel de silencio interno perfecto que ayude a conocernos mejor y a buscar el origen de los problemas que se tienen o del estrés no es fácil.

Ventajas de practicar yoga y meditación

Entre los beneficios que se pueden destacar de la práctica del yoga y de la meditación, son destacables varios, tanto a nivel mental como físico:

La práctica de estas disciplinas de una forma habitual permite que se puedan controlar el estrés y la ansiedad, y con ello las diferentes patologías que pueden llevar asociadas, como la hipertensión o las enfermedades cardiovasculares. 

A nivel emocional tanto la meditación como el yoga mejoran los niveles de concentración y generan sensación de bienestar, de calma y de paz. 

Con respecto a la salud física, es interesante la práctica de estas disciplinas para ayudar a estirar la musculatura y mejorar la tensión de cuello y hombros. Los estiramientos del yoga ayudan a flexibilizar los movimientos del cuerpo y a evitar tensiones musculares. Igualmente, una práctica regular del yoga está relacionada con la disminución de los niveles de azúcar en sangre, algo que es perfecto para alejar los problemas de diabetes.

Ambas técnicas mejorarán la calidad de vida y permitirán evitar el agotamiento mental, la ansiedad, la hipersensibilidad y el estrés tanto muscular como emocional. El hecho de sentirse mejor llevará también a la búsqueda de nuevas formas de alimentarse, de manera más sana y nutritiva y buscando la armonía mental con el bienestar físico del propio cuerpo.

¿Cómo meditar?

Para comenzar a meditar es importante armarse de paciencia y valor. Es una situación nueva en la que se pretende que una persona se siente en silencio, sin hacer nada y dé la mano a sus sentimientos y pensamientos más íntimos. Indistintamente de las razones que lleven a la meditación, hay que entrenar la mente a sabiendas de que lo que se acabará haciendo es entrenar la conciencia, y ello ayudará a transformar la vida de esa persona.

La meditación requiere de una práctica recurrente para que realmente sea efectiva. Hay que sentarse en silencio, cerrar los ojos y seguir las instrucciones de la persona que guía (bien en persona o mediante una grabación). Al principio la persona sentirá cómo se distrae con diferentes pensamientos y es fácil ponerse nervioso. Aun así, hay que perseverar, puesto que los resultados no van a ser inmediatos. La respiración es otro elemento fundamental, conocerla y controlarla. Solo con tiempo y práctica se consigue llegar a dejar la mente en blanco.

Comentarios Facebook